Páginas

Probando

Probando

domingo, 15 de julio de 2012

LEGISLACIÓN EUROPEA Y NACIONAL EN CALIDAD e-LEARNING


Siguiendo con lo referido en la entrada sobre e-Calidad,  el cambio de visión en e-Learning ha llevado a pasar de interpretar el e-Learning como un modelo formativo caracterizado por:


  • El alumno está aislado.
  • Refuerza conocimientos previos,
  • No tiene una contextualización bien definida,
  • Coarta la creatividad y la iniciativa de los estudiantes pues se entiende como mera transmisión de conocimiento,
  • está centrado en contenidos y dispositivos tecnológicos,
  • es un sustituto de la formación presencial,
  • puede desmotivar a quienes no están acostumbrados a un aprendizaje continuo...

a entender e-Learning como i-e-Learning (es decir, e-Learning innovador) en el que:

  • se generan conocimientos nuevos,
  • se desarrollan competencias y habilidades tanto principales como complementarias o transversales,
  • se construyen comunidades de alumnos que tienden a la comunidad de aprendizaje,
  • se valora la proactividad del estudiante,
  • se entiende el tutor no sólo como evaluador y desarrollador de contenido sino como dinamizador,
  • se estimula la creatividad y la espontaneidad del alumnado,
  • se enmarca en una estrategia global de transformación y adaptación de la sociedad,
  • trata de acercarse a quienes antes no aprendían,
  • el estudiante se convierte en el centro de la iniciativa formativa


Una nueva visión, base de la normativa europea en e-Learning que se combina con la intención comunitaria de fomentar la educación permanente como motor de una sociedad solidaria y armoniosa y de una economía competitiva. Una de las finalidades básicas de la Dirección General de Educación de la UE que se enmarca en la denominada Estrategia de Lisboa (de la que derivó el conocido como plan eEurope).
Un área en la que el e-Learning es entendido como el medio más apto para lograr dicho propósito.
La posibilidad de un aprendizaje ubicuo, más allá de desfases horarios y que puede seguirse incluso desde dispositivos portátiles es un auténtico filón para desarrollar un programa de formación continua de adultos y profesionales.

En los sucesivos Planes Trienales de Acción e-Learning que la U.E. ha ido desarrollando desde 2001, la homogeneización de la calidad (con la correspondiente fijación de estándares) es una de las mayores prioridades. Y en este sentido, se han llevado a cabo proyectos e iniciativas que abordan el atributo calidad desde diferentes puntos de vista:

  • Medidas sobre Buenas Prácticas en e-Learning mediante SEQUEL, el Libro de Buenas prácticas o UNIQUe
  • Políticas socio-educaticas regionales y sociales a través del programa SEEL.
  • Políticas pedagógicas mediante Qual-eLearning
  • Políticas de Calidad orientada al proceso de aprendizaje a través de QUIS
  • Desarrollo de estándares técnicos mediante el European Quality Observatory
  • Integración de las perspectivas de calidad en la iniciativa TRIANGLE

En este ámbito de trabajo, la primera norma europea, aprobada en 2009,  que sirve como marco de referencia en lo referente a la calidad y gestión de la formación on-line, tanto para los estudiantes como para los diseñadores de proyectos eLearning es la norma CEN/TC 353.
Se trata de una adaptación al ámbito europeo de la norma internacional de calidad ISO / IEC 19796-1.
La CEN/TC 353 es una norma de amplio espectro que puede aplicarse a varios escenarios de aprendizaje y que puede adaptarse al entorno profesional, a la formación continua y al espacio europeo de educación superior .
Junto a ella, hay otras tres normas europeas relacionadas, en diferentes fases de desarrollo y aplicación que se relacionan directamente con el e-Learning y su calidad: CEF, MLO, y ELM.
CEF (Formato de Intercambio de Curriculum Formativo): Esta norma establece un modelo para el intercambio de información sobre planes de estudio y programaciones didácticas, estandariza términos relacionados con los metadatos asociados a OA y concreta criterios de diseño, navegabilidad y accesibilidad de las interfaces de las aulas virtuales.
MLO (Metadatos para Oportunidades de Aprendizaje) es un estándar mediante el que se intenta asegurar que los estudiantes obtengan la información sobre oportunidades de aprendizaje necesarios para efectuar una comparación eficiente y puedan adoptar decisiones sobre información real y comparable.
ELM (European Learner Mobility): Es un marco normativo aún más amplio en el que se pretende armonizar no sólo las pol´ticas de movilidad de alumnos por Europa sino también las especificaciones técnicas existentes en el ámbito de la educación europea tanto presencial como virtual. En estos últimos aspectos se busca una homogeneización de criterios y estándares que permitan una comparación de iniciativas.
Precisamente en este ELM se entronca el suplemento de diploma Europass para la interpretación transparente y el reconocimiento de títulos académicos y profesionales en los diversos sistemas educativos europeos. Un suplemento que asegura el cumplimiento de unos estándares de calidad conocidos y compartidos por todos los países miembros de la U.E.

En cuanto a la situación española en particular:
a) la reglamentación legal nacional en el campo de la formación virtual, tanto en su aspecto general como en el particular de la calidad, debería actualizarse y transponer la normativa europea en este ámbito.
Las pocas normas nacionales que recogen algo referente a nuestra modalidad formativa - RD2641/1980 de 7 de noviembre, sobre regulación de la modalidad de enseñanza a distancia impartida por centros privados y ORDEN DE 29 DE JUNIO DE 1981 POR LA QUE SE DESARROLLA LO DISPUESTO EN EL REAL DECRETO 2641/1980, DE 7 DE NOVIEMBRE, SOBRE POR CENTROS PRIVADOS DE ENSEÑANZA A DISTANCIA-  son ambiguas, incluyen concepciones anticuadas que ya se han superado con las nuevas visiones del e-Learning.
De hecho, gran parte de sus presupuestos se basan en una visión de la enseñanza virtual desde la perspectiva del entorno 1.0: centrado en contenidos y tecnología. Y no reflejan en absoluto la importancia que tiene el alumnado en su desarrollo.

b) Respecto a la reglamentación técnica de la calidad e-Learning  comentar que está actualizada y refleja la mayor parte de los requerimientos de la sociedad actual en este campo formativo.
Se integra en un entorno web 2.0 y hace de accesibilidad, usabilidad y calidad del aprendizaje tres de sus pilares básicos.
Estas normas técnicas se han adoptado o desarrollado siguiendo las recomendaciones de la LTSO (Learning Technology Standards Observatory). Una iniciativa impulsada por el Comité Europeo para la Estandarización y Normalización (CEN), encargada de observar y recopilar todos los movimientos que se producen alrededor de la comunidad e-learning. Y en base a sus indicaciones es posible establecer una clasificación de las prescripciones técnicas facultativas en e-Learning en 12 categorías:

  1. Accesibilidad
  2. Arquitectura
  3. Calidad
  4. Competencias
  5. Contenidos y evaluación
  6. Derechos digitales
  7. Información del alumno
  8. Interoperabilidad
  9. Metadatos
  10. Proceso de aprendizaje
  11. Repositorios
  12. Vocabulario y Lenguaje

No obstante, aún hay que limar algunas divergencias entre lo establecido en las prescripciones técnicas de ámbito internacional y las que se limitan a nuestro territorio.

Unas divergencias que según comentaba en la entrada previa, también alcanzan la definición de calidad. En mi opinión, es imprescindible que se homogeneice el concepto de calidad de la formación on-line para que esta área se desarrolle como le corresponde o como debería haberlo hecho ya.
Y en esta tarea de homogeneización es donde adquieren importancia capital estas normas y estándares técnicos. Dichas normativas o recomendaciones son acuerdos -resultado de una negociación larga y compleja- y en consecuencia, sus términos son aceptados por las partes involucradas en dicha negociación.
Los organismos normativos se encargan de desarrollar dicho protocolos pero es la sociedad la que poco a poco los va integrando en su tejido económico-productivo.
El hecho de que haya una referencia homologada (es decir, aceptada por la mayoría) en un aspecto clave  como la calidad permite que una industria sea competitiva y aumente su rentabilidad. Y no sólo en términos monetarios sino también en lo que se refiere a satisfacción del cliente (el alumnado en nuestro caso)

Después de haber participado en la planificación y puesta en práctica de un proyecto e-formativo en el módulo anterior, podemos ver que muchas partes del mismo admiten una estandarización: los mecanismos de seguimiento formativo, la evaluación del aprendizaje, el control de participación... Incluso sería posible pensar en la reusabilidad de los elementos que integran un curso: sus bloques didácticos o secuencias de trabajo.
Si los OA son elementos muy importantes en la enseñanza virtual es precisamente porque están normalizados (y en consecuencia su calidad es homogénea en cuanto establecida por unas normas). Y, ¿cuál es la principal característica de un OA? Que son reutilizables ¿Por qué? Por los metadatos asociados... que deben cumplir algún estándar regulador.
Luego por analogía, si se consiguiera establecer unos estándares de calidad para los diferentes elementos que componen un programa e-Learning y estos pudieran ser considerados unidades autónomas e independientes de su contexto entonces se ahorraría mucho tiempo (tanto a desarrolladores como a e-formadores) y se reduciría el coste. Y además se fomentaría el crecimiento de este sector asegurando un nivel mínimo más que suficiente para el cumplimiento de los objetivos de aprendizaje establecidos.
Y estos factores son básicos en e-Learning porque gran parte de las iniciativas en este campo se corresponden con programas de Formación In Company.

Por otra parte, disponer de unas normas comunes de calidad  permitiría comparar diferentes e-propuestas de una manera más objetiva; aplicando criterios e indicadores comunes sin que las preferencias personales influyeran en la decisión. Ni de los alumnos cuando pensaran qué curso matricularse ni de los heteroevaluadores cuando tuvieran que establecer si un proyecto merecía tal o cual rango o bien cuál se iba a contratar.
Esta homologación o estandarización implicaría ventajas para todos los agentes implicados:

  • Clientes o consumidores: los estándares evitarían quedarse atrapado por las tecnologías propietarias. Los costes se reducirían al sustituir los desarrollos propios por tecnología “plug and play” de modo que, por ejemplo, una institución pueda cambiar de LMS sin tener que empezar desde el principio perdiendo toda o gran parte de la información que ya tenía en su LMS anterior.
  • Vendedores de aplicaciones: La estandarización de los métodos de comunicación entre sistemas simplifica la integración de diferentes productos. Esto redunda en una reducción de los costes de desarrollo e incrementa el mercado potencial para las aplicaciones.
  • Productores de contenidos educativos: los estándares permiten que el formato de producción sea único y pueda ser utilizado en cualquier plataforma de distribución. Más aún, un mercado más amplio para los contenidos educativos permite a los creadores realizar inversiones en producción de contenidos, aumentando la oferta y la calidad de éstos, incluso en áreas altamente especializadas. Además la existencia de estándares facilita su labor, al tener acceso a almacenes de contenidos reutilizables, y les permite la creación de contenidos modulares de más fácil mantenimiento y actualización.
  • Alumnos: los estándares implican mayor posibilidad de elección del producto educativo. Además implican que los resultados de su aprendizaje (créditos o certificados) tengan mayor portabilidad.

Además, si se alcanzara un consenso supranacional en la definición de calidad e-Learning y se establecieran normas y estándares comunes se aumentaría la confianza de la sociedad (y de las empresas en particular) en estos modelos formativos y se lograría romper con muchos de los falsos mitos que aún se escuchan cuando alguien menciona las palabras “curso on-line”.
Una tarea en la que deberían implicarse tanto los gobernantes como la sociedad en general. Y más aún, aquellos que como nosotros pensamos dedicar parte de nuestro tiempo y esfuerzo a este campo tan fascinante llamado e-Learning cuya calidad es un atributo aún más complejo y atrayente por los desafíos que esconde en cada una de sus letras.

Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada